Lo más importante de la vida es no haber muerto

Lo más importante de la vida es no haber muerto

Sinopsis

Años 80. Jacobo es un veterano reparador de pianos que tiene la particularidad de que puede llegar a arreglarlos en sus sueños. Sin embargo, lleva una temporada que duerme mal y los instrumentos se le amontonan sin poder darles salida. Se encuentra bloqueado y tiene visiones en las que se le aparece un tipo barbudo muy extraño. Mientras su mujer Helena le toma por loco, él empieza a creer en una realidad alternativa, que puede presenciar en su vejez, de la que forma parte.

Comedia dramática, con elementos surrealistas y del absurdo, a cargo de un triunvirato de jóvenes directores formado por Olivier Pictet (Thermos), Marc Recuenco (Cinema 3) y Pablo Martín Torrado (Cinema 3) sobre la existencia de dos vidas paralelas en el tiempo (que abarca desde los años 50 hasta los años 80) en la figura de un viejo, que se dedica a reparar pianos y puede acceder a una puerta de otra dimensión, de la que van saliendo personajes de lo más extravagantes (que no son fruto del delirio y la imaginación, comocree su esposa).

"Lo más importante de la vida es no haber muerto" es una tragicomedia disparatada que sirve de ensayo determinista sobre la vida de una familia española en la dura y severa posguerra."Lo más importante de la vida es no haber muerto" cuenta en el reparto con una de las figuras más importantes del cine y del teatro español, Emilio Gutiérrez Caba (de una de las estirpes más respetadas de la profesión a lo largo de los años) como atestiguan títulos de nuestra filmografía nacional del calibre de "Werther", " La colmena", "La comunidad" o la serie televisiva de actualidad "Gran reserva". Le acompañan Mercè Montalà (El corazón de la ciudad, La Duquesa II), Marián Aguilera (Al salir de clase, Los hombres de Paco) y Francisco Nortes, conocido por su papel de singular sacerdote en "La que se avecina".