Habemus Papam

Sinopsis

El Santo Padre ha muerto y en el Vaticano se cita a las altas jerarquías eclesiásticas para celebrar el Cónclave del que saldrá elegido el nuevo representante de la Iglesia Católica. Un humilde cardenal (que no contaba, a priori, con muchos votos) es nombrado como nuevo Papa. Sin embargo, en el momento de saludar a los miles de fieles congregados en la Plaza de San Pedro, el nuevo cabeza de la Iglesia sufre un ataque de pánico. Sus asesores se encomiendan a un psicólogo ateo para poder curarle.

Comedia dramática, llena de sarcasmo y humor negro, que pone en escena una hipótesis ficticia: el nuevo Papa de la Iglesia católica (recién elegido) sufre un ataque de pánico, de miedo escénico ante la responsabilidad de asumir un cargo de tanta magnitud, incapaz de enfrentarse a los fieles que permanecen congregados en la Plaza de San Pedro y mucho menos de dar su primera bendición (Urbi et Orbi). Nanni Moretti, actor-director italiano responsable de algunos títulos importantes del cine italiano más reciente como "Caro diario" o "La habitación del hijo" (Palma de Oro en el Festival de Cannes de 2001), nos ofrece en "Habemus Papam" una imagen más humana y accesible del nuevo Santo Padre, menos divina de un hombre que necesita recibir ayuda psicológica para cumplir su misión apostólica.

Michel Picoli (París Tombuctú, Belle Toujours) encarna al futuro Papa electo, que se sentirá abrumado por el peso que conlleva el tener semejante responsabilidad como guía y pilar de la comunidad cristiana. En "Habemus Papam" hay que destacar también al propio Nanni Moretti, en el papel de un psicoanalista que se encarga de ayudar al santo prelado con unos métodos poco ortodoxos. La película ha ganado el Globo de Oro en la última edición de los premios del Cine Italiano (2011).