Micmacs

Sinopsis

Bazil vaga por las calles de la ciudad desde que se quedó sin trabajo y sin hogar, debido a una bala alojada en su cráneo, a causa de un tiroteo accidental, que le ha dejado al borde de la muerte. Un día se topa con una pandilla de extravagantes artistas callejeros que le invitan a formar parte de su "familia". La troupe de marginados decide ayudarle en sus planes de venganza contra dos de las empresas armamentísticas más poderosas, a las que cree responsables de su "mala suerte".

Comedia surrealista del inclasificable director francés, Jean-Pierre Jeunet, que impulsó en los años 90 una vanguardista y arriesgada fórmula de hacer cine con sello propio como "Delicatessen", "La ciudad de los niños perdidos" o "Amelie", su obra maestra hasta la fecha. "Micmacs" es la historia de un grupo de desarrapados, que viven al margen de la sociedad y que trazan un plan para acabar con dos grandes corporaciones dedicadas al tráfico de armas, responsables de la trágica vida del protagonista, Basil, que convive con una bala alojada en la cabeza y que quedó huérfano, a temprana edad, al perder a su padre en Marruecos a causa de una mina anti-persona. Guillaume Laurant vuelve a colaborar con Jeunet, en la ejecución del guión, dotando de vida a esos personajes característicos del genio galo a caballo entre lo cutre y lo vintage, siempre impregnados de esa atmósfera de luces y colores tan particulares, tan visualmente atractivos que imprimen la máxima originalidad a su cine.

El polifacético Danny Boon (Bienvenidos al Sur) protagoniza esta comedia de humor negro, interpretando el papel del desafortunado Basil, que inicia su cruzada particular contra el tráfico de armas. Jean-Pierre Jeunet vuelve a reunir en "Micmacs" a toda su unidad de actores de confianza, con las que ha venido contando en sus películas hasta la fecha: André Dussollier (Largo domingo de noviazgo, Asuntos privados en lugares públicos), el fantástico Dominique Pinon (Alien resurrección) y Yolande Moreau (Gainsbourg .Vida de un héroe), entre otros.