Harry Potter y las reliquias de la muerte: Parte II

Harry Potter y las reliquias de la muerte: Parte II

Sinopsis

Harry, Ron y Hermione se afanan en la búsqueda y destrucción de los siete Horrocruxes en que Lord Voldemort dividió su alma, ya que sólo así pueden impedir que el señor de la magia oscura destruya Hogwarts. Durante su misión descubren las Reliquias de la Muerte, que otorgan gran poder a su dueño, y que juegan un papel vital junto a la Capa de Invisibilidad, la Varita de Saúco y la Piedra de Resurrección. Harry tendrá que hacer un último sacrificio en su enfrentamiento final con Lord Voldemort.

Con "Harry Potter y las reliquias de la muerte: Parte II" llega a su fin una de las aventuras cinematográficas más exitosas y populares de todos los tiempos, equiparable a fenómenos ya históricos como "La guerra de las galaxias" o "El señor de los anillos". Después de una década y ocho películas (la adaptación del último libro se dividió en dos partes), Harry Potter, el joven mago creado por J.K. Rowling, se despide de millones de fans en todo el mundo con el esperado enfrentamiento final, en 3D, entre Harry y Lord Voldemort. El momento estrella con el que soñaban todos los seguidores de la saga tanto en los libros como en el cine. En la dirección, David Yates, responsable de otras tres entregas de la saga, incluida la primera parte de este último episodio.

Una nueva vida comienza para Daniel Radcliff, Emma Watson y Rupert Grint, es decir, Harry Potter, la habilidosa Hermione Granger y el tímido Ron Weasly. Los tres jóvenes actores dejan atrás los personajes que les han hecho famosos en todo el mundo y ya se han lanzado a rodar otros proyectos para cambiar de imagen. Junto a ellos, actores de la talla de Ralph Fiennes (El paciente inglés), Michael Gambon (El discurso del rey), Alan Rickman (Sweeney Todd, el barbero diabólico de la calle Fleet) y Helena Bonham Carter (El discurso del rey), que han puesto la nota de calidad durante toda la saga.