Nada que declarar

Nada que declarar

Sinopsis

La entrada en vigor de la libre circulación de vehículos en la zona euro supone la desaparición del puesto aduanero en el que trabaja Ruben, agente que opera en el lado belga. Su homólogo en la frontera francesa es Mathias, y, a pesar de encontrarse en la misma situación que Ruben, mantiene con él una profunda enemistad. La sorpresa llega cuando ambos son destinados como pareja para patrullar las carreteras rurales con su "flamante" Renault 4, lo que dará lugar a situaciones rocambolescas.

"Nada que declarar" es una comedia a la francesa en la que Dany Boon vuelve a retomar la fórmula que le llevó al éxito en la taquilla de toda Europa con "Bienvenidos al Norte". La película empareja a un agente de aduanas belga, que odia todo lo que sea francés, con su compañero galo, que a su vez está enamorado de su hermana y que tiene también reticencias hacia los valones. Desde este punto de partida, Boon explota las rivalidades locales entre dos puntos tan cercanos en lo geográfico como lejanos en su identidad nacional, siempre desde una perspectiva sarcástica y paródica.

El actor belga Benoît Poelvoorde (Coco, de la rebeldía a la leyenda de Chanel) encabeza el reparto de "Nada que declarar". Su alter ego francés está interpretado por el propio director de la película, Dany Boon, con una larga carrera como actor en títulos como "Mi mejor amigo" o "La casa de tus sueños". También hay que destacar la presencia de la actriz Karin Viard, una cara habitual del cine galo (Los últimos días del mundo, Potiche, mujeres al poder).