The Fighter

The Fighter - Cartel
Título V.O.:
The Fighter
Año de producción:
2010
Distribuidora:
Tri Pictures
Género:
Drama
Clasificación:
No recomendada menores de 12 años
Estreno:
4 de febrero de 2011
Director:
David O. Russell
Guión:
Paul Tamasy, Scott Silver, Eric Johnson
Música:
Michael Brook
Fotografía:
Hoyte Van Hoytema
Intérpretes:
Mark Wahlberg (Micky Ward), Christian Bale (Dicky Eklund), Jack McGee (George Ward), Amy Adams (Charlene Fleming), Melissa Leo (Alice Ward), Melissa McMeekin ("Pequeña Alice" Eklund), Jenna Jenna (Sherri Ward)

Fotogramas de la película

Sinopsis

Micky es un púgil de poco nivel que encadena derrota tras derrota. Su madre y su problemático hermanastro, ex-boxeador con un pasado glorioso, forman el eje de su desestructurada familia. Después de una tremenda paliza en su último combate, su novia le propone entrenar lejos de su hermano. Un inesperado ofrecimiento para pelear por el título, lleva a Micky a volver a confiar en su familia, que le guiará a conseguir el éxito en una de las carreras deportivas más sorprendentes de la historia.

"The Fighter" está dirigida por el realizador norteamericano David O. Russell (Tres reyes). Se trata de un drama que nos describe las complejas relaciones afectivas de un boxeador con su familia y su novia, todo ello enmarcado dentro del mundo de los cuadriláteros. Russell cuenta una historia, inspirada en hechos reales, de superación y de coraje, por la que un tipo corriente llega a conquistar la cima del deporte.

Mark Wahlberg (Boogie Nights, Infiltrados) interpreta al protagonista de la película, Micky. Le secundan en el reparto, Christian Bale (El caballero oscuro, Terminator Salvation) encarnando a su hermanastro Dicky, y Melissa Leo (21 gramos, Frozen River) como la abnegada madre. Amy Adams (Encantada, La duda) se mete en la piel de la novia de Micky. "The Fighter" ha sido nominada a 7 Oscar, destacando los apartados de mejor película, mejor director (David O. Russell), mejor actor secundario (Christian Bale) y mejor actriz secundaria (Melissa Leo y Amy Adams).

Crítica

David O. Russellconcilia hábilmente enThe Fighterlas dos tradiciones norteamericanas del cine pugilístico; por un lado el aliento épico deRockyoCinderella Many por otro el antiépico deFat City, en el que el boxeo emerge como metáfora de la vida y no como exaltación de las cualidades del sueño americano. Lo hace bifurcando el relato en dos destinos paralelos, los de Micky Ward, el héroe proletario que vence todos los obstáculos para arrimarse a la cima, y su hermano Dicky Eklund, su némesis, su contraplano, el triunfador de gloria efímera hundido en la volatilidad del éxito atrancado en la nostalgia mientras ahoga sus frustraciones de perdedor diplomado entre estupefacientes varios.

Son dos películas en una o, cuando menos, la encarnación ambivalente de los dos arquetipos fundamentales, y tradicionalmente opuestos e incompatibles (el uno inquilino del cine comercial, el otro del cine de autor off Hollywood) del cine de boxeo. Esa feliz convivencia entre ambas identidades fílmicas es la mejor virtud de una película que se aproxima a ese abismal precipicio emocional que es el boxeo para desglosar los avatares de un inmaculado amor fraternal entre dos caracteres antagónicos enmarcado en el contexto de una disfuncionalidad familiar grotesca y nada convencional.

Russell lo borda en el retrato individual y colectivo porque, lejos de atrancarse en la jugosa complicidad agónica de los dos hermanos, dibuja una galería de secundarios con vida propia, con luces y con sombras.The Fighteres una buena película de boxeo y es, además, un absorbente drama familiar a la luz de unos vínculos de lealtad enfermizos que a la larga, no obstante, reivindican su nobleza. No hay un solo personaje en esta película que no presente taras emocionales de envergadura.

The Fighteres, a la postre, una película extraordinariamente humana precisamente por la impecable imperfección de sus habitantes. Lejos del perfil beatífico de las biografías blancas e inmaculadas, la cinta bucea en los agujeros negros del clan pugilístico aireando sus trapos sucios (y los limpios) dando así a luz una ficción que se crece en los grises al menos hasta la explosión épica de un último acto en el Russell patina por la ladera más sentimental del drama pugilístico.The Fighteres una película notable, pero sus siete candidaturas al Oscar se antojan un reconocimiento demasiado generoso.

Hay un déficit de estilo muy palpable, una tendenciosa preferencia por las luces que por las sombras, algún personaje a medio hacer (el de Amy Adams fundamentalmente) y alguna interpretación disonante (la de Mark Wahlberg) que la alejan de la excelencia a pesar de la indiscutible inercia de sus muchas virtudes. Y entre todas ellas descuella la demoledora composición de un inspiradísimo Christian Bale, autor de una transformación escalofriante que se cuenta, sin lugar a dudas, entre las interpretaciones masculinas más potentes del curso.

Últimas películas del director David O. Russell
Últimas películas del género Drama