Propios y extraños

Propios y extraños

Sinopsis

Cada noche, cuando suenan las dos en punto de la madrugada en Madrid, muchas personas en vela se reúnen en torno al programa radiofónico "Propios y extraños". La voz de Sole, la presentadora del espacio, sirve como nexo para los dramas y las vivencias que cuentan sus oyentes en antena. Sin embargo, hay otro tipo de historias que no se escuchan, historias más allá de las ondas y las distancias que, aunque parezca que no tienen nada en común, terminan conectándose por obra y gracia del destino.

Las historias cruzadas de varias personas sirven como hilo conductor de "Propios y extraños", la ópera prima del realizador Manolo González. La película adquiere diferentes tonos en función de las emociones puestas en juego, a veces dramáticas, otras más ligeras, pero siempre humanas. La radio, y concretamente el programa en torno al cual se reúnen los personajes, actúa de catalizador, convirtiéndose en la clave de la trama, la que decide el inesperado destino de cada uno.

En un reparto muy coral destaca la labor de Elena Ballesteros, que regresa a la gran pantalla después de "La habitación de Fermat". Entre los co-protagonistas, Jordi Vilches (Spanish Movie), Manuel Tallafé (800 balas), Alberto Jiménez (Un buen hombre), el televisivo Mariano Peña (Aída) o Jean-Pierre y Michel Noher. La actriz María Isbert también interviene con una colaboración especial. "Propios y extraños" fue uno de los filmes españoles proyectados en el Festival de Málaga 2010.