Déjame entrar (Let me in)

Déjame entrar (Let me in)

Sinopsis

El pequeño Owen está marcado por los brutales abusos que sufre en el colegio. Marginado y recluido en su soledad, un día conoce a Abby, la misteriosa chica de 12 años que acaba de mudarse al lado de su casa, en un pueblecito invernal de Nuevo México. A medida que entabla una amistad con ella, Owen se da cuenta de que Abby no tiene nada que ver con las personas que conoce. Esa inocente niña parece estar relacionada con una serie de crímenes cometidos en la comunidad. Y es que Abby es un vampiro.

En 2008, la crítica internacional se sorprendió con la irrupción de "Déjame entrar", un drama de terror sueco que exploraba los fantasmas más oscuros de la infancia. Dos años después, Hollywood ha rodado el remake de este aclamado fenómeno. "Déjame entrar (Let me in)" está basada, como su antecesora, en el bestseller homónimo de John Ajvide Lindqvist. El cineasta Matt Reeves (Monstruoso) se quedó prendado de la historia, que tiene mucho que ver con el pasado del propio escritor, y decidió adaptarla a la realidad norteamericana. El resultado es un inquietante filme sobre la difícil transición a la adolescencia.

Lo más complicado fue encontrar a dos jóvenes actores que fueran capaces de darle la fuerza necesaria a esta película de vampiros nada convencional. Los elegidos fueron Kodi Smit-McPhee, que protagonizó "The road (La carretera)" junto a Viggo Mortensen, y Chloe Moretz, la pequeña actriz de "Kick-Ass" y "El diario de Greg". Junto a ellos destaca la experiencia de Richard Jenkins, nominado a un Oscar por "The visitor". "Déjame entrar (Let me in)" fue filmada en los altos desiertos de Nuevo México.