Rabia (2009)

Sinopsis

José María es un inmigrante sudamericano que trabaja como albañil en España. Su fuerte personalidad provoca una discusión que termina con la muerte accidental de su jefe. Angustiado ante lo sucedido, José María decide esconderse en la mansión donde está empleada su novia Rosa, también inmigrante, sin que ella se entere. En el desván de la casa, el joven inicia una vida secreta, mientras espía la triste realidad de los señores y comprueba, impotente, cómo su chica sufre toda clase de maltratos.

La edición 2010 del Festival de Málaga tuvo una clara triunfadora. "Rabia", escrita y dirigida por el ecuatoriano Sebastian Cordero (Crónicas), se alzó con la Biznaga de Oro a la mejor película, el Premio del Jurado Joven y los respectivos galardones a Àlex Brendemühl (como actor de reparto) y Enrique Chediak (como responsable de la fotografía). La película está basada en una novela de Sergio Bizzio, transportándonos a la atmósfera agobiante que vive su protagonista, escondido como un "voyeaur" en la casa donde trabaja su novia, mientras crece su rabia interna por no poder protegerla.

La colombiana Martina García, afincada en España desde hace algunos años, reconoce que fue todo un reto interpretar a Rosa por la diferencia de vivencias entre ambas. Algo parecido le ocurre a Gustavo Sánchez Parra, que afronta su primer papel con proyección internacional después de trabajar en México (La sangre iluminada). El carácter hispanoamericano de la producción (en la que encontramos a Guillermo del Toro) hace que el reparto se complete con intérpretes españoles como Concha Velasco (Herederos), Icíar Bollaín (Leo), Yon González (Mentiras y gordas), Xabier Elorriaga (Tesis) y el mencionado Àlex Brendemühl (El cónsul de Sodoma).

Últimas películas del director Sebastián Cordero