Siempre hay tiempo

Siempre hay tiempo

Sinopsis

Héctor, un anciano que vive en un pueblo vasco, es expropiado de su casa por la construcción de una autovía. El único sitio donde puede ir es a casa de su hijo Pedro, con el que no tiene prácticamente relación. Sin decir el porqué de su visita, Héctor intenta adaptarse a su nuevo hogar junto a su nieto Bruno, con el que establece una relación de mutua ayuda, y su nuera Laura, que busca el acercamiento entre su suegro y su marido. Lo más inesperado llega cuando Héctor conoce a la divertida Clara.

Ganadora del Premio del Público en el Festival de Huelva 2009, "Siempre hay tiempo" es una historia intimista que contrasta el mundo rural y el mundo urbano, pero también la adolescencia y la vejez. Su directora, Ana Rosa Diego, pensó en su ópera prima como una reflexión sobre la convivencia con los ancianos en el mundo actual. Para ello, habla de reconciliaciones padre-hijo, descubrimientos abuelo-nieto e incluso de amor en la tercera edad. Todo ello en un tono de drama ligero con toques de humor.

El veterano Txema Blasco (Cenizas del cielo, Las locuras de Don Quijote) se da cuenta de que la vejez puede ser una etapa divertida gracias a su relación en la gran pantalla con Montserrat Carulla, a la que vimos con un look inquietante en "El orfanato". El hijo del protagonista está interpretado por Sergi Calleja (Te doy mis ojos, Tierra y libertad), mientras que el cuasi debutante Eduardo Bulnes es su problemático nieto. El elenco principal se completa con el buen hacer de Maite Sandoval (Al sur de Granada, 7 vírgenes) y Fermí Reixach (The Frost, El Coronel Macià).