Prince of Persia: Las arenas del tiempo

Prince of Persia: Las arenas del tiempo

Sinopsis

Un malvado dictador amenaza con desatar la oscuridad en la Persa medieval. Dastan, un joven príncipe de espíritu aventurero, decide unir sus fuerzas con una enigmática princesa rival, la bella sacerdotisa Tamina, para custodiar una poderosa daga capaz de retroceder en el pasado y otorgar a su amo el control sobre el mundo. Su aventura les llevará a lugares fantásticos, pero un error desatará las Arenas del Tiempo, destruyendo todo un reino y convirtiendo a sus habitantes en criaturas demoníacas.

No es la primera vez que un videojuego se convierte en una aventura para la gran pantalla (véanse los casos de "Street Fighter" o "Resident Evil"), pero pocas sagas tienen tanta solera como "Prince of Persia". El videojuego fue diseñado en 1989 por Jordan Mechner, que ha participado en el guión cinematográfico, y se ha convertido en una referencia visual a lo largo de sus múltiples entregas. Un icono que ahora ha caído en manos del productor Jerry Bruckheimer (Piratas del Caribe) y el director Mike Newell (Harry Potter y el cáliz de fuego), haciendo de él una espectacular superproducción que mezcla la acción, la fantasía, los efectos visuales y el romance.

Jake Gyllenhaal, actor de historias intimistas como "Brokeback Mountain" o "Brothers", cambia totalmente de registro en el papel del príncipe Dastan. Todo lo contrario que su amada en la ficción, Gemma Arterton, que viene de rodar "Furia de titanes". El elenco, de muchos quilates, también cuenta con Ben Kingsley (Shutter Island), Alfred Molina (An education) y Toby Kebbell (RocknRolla). "Prince of Persia: Las arenas del tiempo" ha sido filmada entre Marruecos y Londres, con 400 extras y 7000 suntuosos trajes confeccionados a mano.