Rosa y negro

Sinopsis

En 1577, el modisto Pic Saint Loup viaja a España con la orden de diseñarle un suntuoso traje a Enrique III para la boda entre su sobrino y la hija de un noble español. Saint Loup está acostumbrado a llenar La vida de sus clientes de color de rosa, pero su alegría y peculiar estilo contrastan con la intolerancia de un país ultracatólico que persigue al diferente. Todo se complica cuando el sastre, y sus llamativos ayudantes, llegan a la casa del padre de la novia: el Gran Inquisidor de Sevilla.

Definida por sus creadores como "una comedia sobre la intolerancia", "Rosa y negro" se traslada a la España del siglo XVI para recordar que hace poco tiempo se mataba a judíos, musulmanes y homosexuales en nombre de Dios. Una idea que, aunque se desarrolla con mucho humor y fantasía, puede resultarle cercano al espectador de hoy en día. Se trata de la última película dirigida y co-escrita por el francés Gérard Jugnot, más conocido en su faceta de actor gracias a "París, París" y "Los chicos del coro". La idea de Jugnot era hablar con ligereza de asuntos graves, y hacerlo recordando las viejas comedias de capa y espada, amparadas por un colorido diseño de producción.

El propio Gérard Jugnot es el encargado de dar vida al afeminado modisto que se mete en la boca del lobo, más concretamente en la casa del Gran Inquisidor de Sevilla, interpretado por el actor español Juan Diego (Que se mueran los feos). Junto a ellos, Bernard Le Coq (La flor del mal) y Patrick Haudecoeur (Nunca digas nunca). Al tratarse de una co-producción española, "Rosa y negro" también ha contado con la presencia del cómico Javivi y la banda sonora del maestro Roque Baños.