Legión

Sinopsis

Bob y Perry regentan un día más su bar de carretera en el lejano desierto. Su camarera Charlie, que está en su último mes de embarazo, sirve café a los clientes hasta que un corte en las comunicaciones los deja a todos aislados. En medio del caos aparece una ancianita que pide un plato de comida, pero de repente la mujer se convierte en un ser sobrenatural con sed de sangre. Un desconocido les informará de que el bebé de Charlie es la única esperanza en el Apocalipsis demoniaco que se avecina.

El Apocalipsis se ha mostrado en el cine de muchas formas, de ahí que los creadores de "Legión" quisieran sorprender al espectador con una aterradora mezcla de fantasía y realidad. Dirigida y co-escrita por Scott Stewart (Priest), la película nos encierra en un bar de carretera visitado por hordas de seres sobrenaturales con una única misión: exterminar la humanidad. Junto a los dramas personales de los personajes, las atrevidas escenas de acción y los inevitables sustos, subyace una reflexión sobre la fe en toda creencia religiosa. Una reflexión que puede crear controversia.

Paul Bettany (Priest, El código Da Vinci) da vida a un arcángel que presta su ayuda al último reducto de la Tierra. Junto a él, nombres ilustres como Dennis Quaid, de nuevo en el género de terror tras "Pandorum"; Lucas Black, protagonista de "A todo gas: Tokyo Race"; y Tyrese Gibson, al que hemos visto en "Transformers 2". Entre las chicas destaca la bella Adrianne Palicki en el que es su primer papel en una superproducción. Los desolados paisajes del Oeste americano se convierten en una parte esencial de la trama, así como todos los ángeles, demonios y plagas que intervienen gracias al buen hacer de los efectos visuales.