Rompedientes

Sinopsis

En el hockey sobre hielo, Derek Thompson tiene fama de dejar sin dientes a sus oponentes con su juego impetuoso. Su difícil carácter suele atraer los problemas, pero cuando rompe las ilusiones de un niño por un comentario desafortunado, se mete en el lío más grande de todos. Por la noche, Derek encuentra bajo su almohada una denuncia que le conduce directamente a un mundo mágico. Allí se entera de que ha sido condenado a trabajar como "hada de los dientes", visitando los hogares de los pequeños.

A pesar de que su título recuerde inevitablemente al cine de acción, "Rompedientes" es una comedia mágica pensada para toda la familia. En ella, un rudo jugador de hockey es denunciado por las hadas tras desilusionar a un niño, siendo condenado a trabajar como "hada de los dientes" (el equivalente a nuestro Ratoncito Pérez) durante un tiempo determinado. La película ha sido dirigida por Michael Lembeck, realizador de las dos últimas entregas de "¡Vaya Santa Claus!", y su originalidad reside en las desventuras que vive un tipo grandote y fortachón en un mundo de hadas, con tutús, alas, barita mágica y otros utensilios fantásticos a su cargo.

Con este papel, Dwayne "The Rock" Johnson se confirma como una estrella del cine familiar, dejando su pasado aventurero (El Rey Escorpión, El regreso de la momia) para ocuparse de su faceta más cómica, descubierta en títulos como "Papá por sorpresa" o "La montaña embrujada". Su jefa en el mundo de las hadas es la eterna Mary Poppins, Julie Andrews, a la que no veíamos desde "Princesa por sorpresa 2". Para completar el cuartero protagonista, sólo faltan Ashley Judd (Frida, Toda la verdad) y Billy Crystal (Una terapia peligrosa, La pareja del año).