Up in the Air

Up in the Air - Cartel
Título V.O.:
Up in the Air
Año de producción:
2009
Distribuidora:
Paramount Films de España
Género:
Comedia Dramática
Clasificación:
No recomendada menores de 7 años
Estreno:
22 de enero de 2010
Director:
Jason Reitman
Guión:
Sheldon Turner, Jason Reitman
Música:
Rolfe Kent
Fotografía:
Dana E. Glauberman
Intérpretes:
J.K. Simmons (Bob), Jason Bateman (Craig Gregory), Melanie Lynskey (Julie Bingham), George Clooney (Ryan Bingham), Sam Elliott (Maynard Finch), Vera Farmiga (Alex Goran), Amy Morton (Kara Bingham), Danny McBride (Jim Miller), Anna Kendrick (Natalie Keener)

Fotogramas de la película

Sinopsis

Ryan Bingham está especializado en recortes financieros y despidos. Su trabajo le impide tener una vida asentada, ya que pasa la mayor parte del tiempo sobrevolando el cielo de EE.UU., durmiendo en hoteles y conduciendo coches de alquiler. Su realidad cambia cuando pone a su cargo a una joven experta en eficiencia y, sobre todo, cuando comienza a sentir algo serio por otra viajera empedernida llamada Alex. Pero, ¿puede alguien como Ryan tener un hogar de verdad con personas a las que aferrarse?

Basada en una novela de Walter Kirn, "Up in the Air" reflexiona sobre la sociedad contemporánea, presentándonos a un consumado experto en recortes de empleo que no sabe lo que es tener vida propia. Todo un antihéroe que encaja a la perfección en la filmografía de Jason Reitman (Gracias por fumar, Juno), director y co-guionista del filme. Para Reitman, su película retrata los inconvenientes de un mundo globalizado en el que cada vez existe menos trato humano, pero también la desesperada situación laboral de muchos trabajadores en plena recesión mundial.

El encargado de dar vida a Ryan Bingham es George Clooney, acostumbrado a lidiar con el drama y la comedia en títulos como "Michael Clayton" o "Quemar después de leer". Vera Farmiga (La huérfana) es la mujer que le hace replantearse su vida y Anna Kendrick, de la saga "Crepúsculo", una joven trabajadora que le despierta un sentimiento de protección. Junto a ellos, Jason Bateman, a la espera de estrenar la segunda entrega de "Hancock", J.K. Simmons (Ejecutiva en apuros) y Danny McBride (El mundo de los perdidos). Además de triunfar en el Festival de Toronto, "Up in the Air" logró seis nominaciones a los Globos de Oro, alzándose con el premio al mejor guión.

Crítica

Jason Reitman tiene el don de hacer bueno su cine a ojos de crítica y público, de gustar y caer simpático, de emocionar con lo puesto, sin alardes y, más importante aún, de bordar el equilibrio entre comedia y drama de tal manera que lo primero parezca lo segundo y lo segundo parezca lo primero. "Up in the Air" es un perfecto ejemplo de tan delicado equilibrio entre la media sonrisa, la sonrisa entera y los nudos en la garganta, pero es un director americano hasta la médula ósea para lo bueno y para lo malo. Para lo bueno porque ha heredado el feeling ancestral de los grandes nombres de la alta comedia estadounidense: es un narrador fabuloso, sus películas no se duermen nunca y sabe pintar personajes perdurables en el recuerdo. En suma, es un director de gran presente y mejor futuro.

El problema es que le van los desvíos sentimentales y, peor aún, un untoso e indigesto moralismo de traca salpica, al menos, sus dos últimas películas. Reitman se hace el duro, el cáustico y el liberal, pero es todo de boquilla; bajo el sustrato de sus notables películas se cuelan discutibles cursillos de educación para la ciudadanía, a saber; la condena a muerte de los outsiders, de los diferentes y su redención forzosa en los márgenes del sistema. Para ser feliz y buen ciudadano sobran abortos, adulterios y sexo sin amor. No hay nada mejor que la familia unida, y el único modelo social respetable y moralmente aceptable es el medioburgués, la impecable militancia familiar, sentar cabeza, aplacar las pasiones, casarse y enjaular la imaginación. Reitman no ha inventado nada; sus películas siguen la estela de un modelo arcaico y, francamente, cansino, de cine didáctico y aleccionador de buenas costumbres que es moneda corriente en Hollywood cada vez que se pone sistemáticamente romántico.

Molesta aquí más que en otros sitios porque "Up in the Air" es una comedia muy notable, el entrañable retrato de un individuo asocial que ha perdido la referencia de lo terrestre por los aires, de avión en avión, rompiendo todo vínculo tangible con el mundo real, habitando en las nubes, perdido entre las musarañas; las más de las veces Reitman explota con honradez el corazón de su película, sus entrañas, huyendo de la risa y de la emoción exprés. Clooney está soberbio llenando de humanidad a un tipo no precisamente admirable que él, cómo no, sabe hacer encantador y perfectamente adorable. Cómodo casi en cualquier registro, el actor-director más macizo de Hollywood está en la onda hiperfotogénica de las grandes estrellas; no es un actor de registro infinito, pero tiene lo que lo que sólo tienen los dioses del mundillo: enamora y se enamora de la cámara. Sobre sus hombros se sujetan, y cómo, los vericuetos de un guión ejemplar, de libro y alta escuela, los desencuentros románticos en las alturas, las terapias de humanidad en las cloacas de la destrucción de empleo.

"Up in the Air" es una película construida en torno a un equilibrio literario admirable, habitada por actores varios en estado de gracia y pautada con diligencia por un Jason Reitman al que no más de un par de veces se le sale el pie del pedal de freno (sobran canciones subraya sentimientos y un bochornoso collage de testimonios a la cámara de parados que reconstruyeron su vida). El resto del tiempo su película roza la excelencia, y más aún en un desenlace rocoso y contundente que escapa del espejismo del happy ending como de la peste. Ahí se crece y se viene arriba. Nos llevamos a casa a Ryan/Clooney grabado en la retina como personaje digno de las películas grandes. Por más que Reitman se empeñe en censurar comportamientos y en sancionar otros con cuestionable querencia al moralismo.

Últimas películas del director Jason Reitman
Últimas películas del género Comedia Dramática