Mal día para pescar

Mal día para pescar

Sinopsis

Orsini es lo que suele llamarse un buscavidas. Pícaro e ingenioso, este empresario que se hace llamar "Príncipe" es el representante de Jacob van Oppen, un ex campeón mundial de lucha libre envejecido y alcohólico. Los dos sueñan con volver a glorias pasadas, así que se dedican a hacer una serie de exhibiciones por pequeños pueblos a la espera de que, según Orsini, el campeón recupere su cetro. A lo largo de su viaje, esta peculiar pareja aprenderá que no siempre se puede engañar al destino.

"Mal día para pescar" convierte en película un relato corto de Juan Carlos Onetti. Se trata de la ópera prima del hispano-uruguayo Álvaro Brechner, un cineasta que siempre se ha sentido muy cerca de esta fábula humana en la que una extraña pareja, al más puro estilo Quijote y Sancho, lucha por salir adelante en el ocaso de sus respectivas carreras. Las diversas situaciones que viven, sus confesiones y la nueva escala de valores que van elaborando dibujan un retrato a medio camino entre el drama y la comedia. Todo ello con un cierto ambiente de western clásico.

Gary Piquer, el actor británico de "Oculto", "La caja Kovak" o "Cenizas del cielo", se convierte en Orsini, un cínico buscavidas que ejerce como manager de un luchador venido a menos con el rostro del finlandés Jouko Ahola, que afronta su primer papel importante después de participar en la épica "El reino de los cielos". Junto a ellos, Antonella Costa (No mires para abajo) y César Troncoso (El baño del Papa). Entre otros festivales, "Mal día para pescar" ha participado en Gijón 2009 y en la Semana de la Crítica de Cannes.