Soy un pelele

Sinopsis

Algo terrible ha ocurrido en la vida del famoso cineasta español Amador Mata. Después de escribir un guión, ha perdido completamente la memoria y no es capaz de dar explicaciones al productor del que iba a ser su próxima película. El productor decide encargarle el guión a Olvido, la enamorada colaboradora de Amador, pero ésta aprovecha para hacerle creer al amnésico director que son pareja. Si no quiere que su engaño salga a la luz, Olvido deberá procurar que su amado no recupere sus recuerdos.

"Quiero recuperar el cine popular". Con esa declaración de intenciones se presenta Hernán Migoya, director y co-guionista de "Soy un pelele". Migoya, que tiene experiencia en la escritura de guión con "Eskalofrío", firma una comedia romántica algo exagerada donde hay espacio para los estereotipos del cine español, pero también para el absurdo y la distorsión de la realidad. Una de las mayores influencias que ha tenido es la del mundo del cómic, asemejando la estética del filme a las viñetas y buscando la caricaturización de efectos y situaciones de la vida cotidiana.

Roberto Sanmartín, que se dio a conocer entre el gran público con la serie "Aquí no hay quien viva", protagoniza una divertida amnesia en compañía de la televisiva Rosa Boladeras (Polònia), y Liberto Rabal, que parece compaginar su labor de director (Síndrome) con la de actor (Amar en tiempos revueltos). Entre los secundarios, Francisco Calatrava, integrante del famoso dúo cómico, Hèctor Claramunt (El Coronel Macià) y una larga lista de rostros conocidos de la televisión catalana.