Edén al Oeste

Sinopsis

Elías está acostumbrado a huir. Las dificultades económicas y sociales le llevan a abandonar su tierra natal y atravesar el Mar Mediterráneo en busca de un mundo mejor. Su viaje está repleto de peligros (y no sólo los que tienen que ver con los elementos), pero el deseo por empezar de cero en París es más fuerte que todo ello. Esta es la historia de una odisea contemporánea que, aunque no está protagonizada por Ulises, se convierte en épica para todos los que cada día se deciden a emprenderla.

Tras algunos años de silencio, el cineasta griego Constantin Costa-Gavras (La caja de música, Arcadia) vuelve a la dirección con un drama sobre la inmigración. "Edén al Oeste" retrata los sueños y temores de todos los que deciden abandonar sus raíces en busca de un futuro. Y lo hace comparándolo, en cierto modo, con la "Odisea" de Homero. El destino del protagonista, como en su día fue el del propio Costa-Gavras, es París, una ciudad que se muestra como un crisol cultural pero donde también se atisba cierta crítica social. Además del tono dramático, hay espacio para la ternura, el humor y la estética de documental.

El italiano Riccardo Scamarcio, conocido a nivel internacional por "Mi hermano es hijo único", da vida a Elías, un inmigrante clandestino con un profundo miedo a los uniformes que se encuentra con personas más o menos tolerantes en su camino. Le acompañan Ulrich Tukur, al que veremos en la premiada "La cinta blanca", Juliane Köhler (El hundimiento), Eric Caravaca (La clienta) y Anny Duperey (Germinal), entre otros.