Destino: Woodstock

Destino: Woodstock

Sinopsis

En 1969, Elliot vuelve a su pueblo para intentar reflotar el motel regentado por sus padres. Cuando se entera de que una localidad cercana ha prohibido la celebración de un festival de música, el joven se pone en contacto con los promotores para ofrecerles su motel y, de paso, enseñarles unas tierras donde podrían celebrar el evento. Con la colaboración de Elliot y sus amigos, el festival de Woodstock comienza a tomar cuerpo y con ello los prometidos "tres días de paz y música en White Lake".

Después de reflexionar sobre el sentido trágico del amor en la oscarizada "Brokeback Mountanin" y la ganadora en Venecia 2007 "Deseo, peligro", el cineasta taiwanés Ang Lee se fija en la liberación, la honestidad y la tolerancia del acontecimiento musical más importante de los años 60. "Destino: Woodstock" es una comedia dramática que, coincidiendo con el 40 aniversario del famoso festival, recrea los preparativos y el espíritu que se respiró antes de su celebración en 1969. Todo ello adornado con canciones míticas de la época (The Grateful Dead, The Doors, Jefferson Airplan) y basándose en las memorias de Elliot Tibe, un joven que se convirtió en organizador involuntario.

Precisamente el encargado de dar vida a Elliot es el joven actor Demetri Martin, que afronta su primer papel importante acompañado de sus padres en la ficción: Henry Goodman (El santo) e Imelda Staunton (Diarios de la calle). Entre los amigos del protagonista destacan Emile Hirsch (Hacia rutas salvajes) como un soldado de Vietnam, Dan Fogler en el papel de un joven artista y Liev Schreiber (X-Men Orígenes: Lobezno) interpretando a una ex marine travestido. "Destino: Woodstock" fue presentada en la competición oficial de Cannes 2009.