Lets get lost

Sinopsis

El legendario trompetista Chet Baker está considerado todo un genio del jazz de la década de los 50. Reconocido apasionado de las mujeres y los coches, tuvo una ajetreada vida personal marcada por sus problemas sentimentales y su adicción a los narcóticos. Este documental narra los últimos días de Baker antes de su trágico suicidio, y lo hace apoyándose en sus sinceras palabras, en las entrevistas con personas que realmente estuvieron a su lado y en las actuaciones musicales de su última gira.

Es uno de los documentales musicales más aclamados de siempre y una de las mejores propuestas del cineasta y fotógrafo Bruce Weber. "Lets get lost" vuelve a verse en una pantalla grande después de su estreno internacional en 1989. Se trata de un biopic de Chet Baker, el mítico trompetista de jazz tan en boga en los años 50, pero no hay actores ni artificios: sólo imágenes reales de su vida. Bruce Weber se acercó a Baker con la idea de fotografiarle, pero cuando conoció su personalidad, se animó a rodar un documental sobre él. El resultado es una cinta en blanco y negro que, a los acordes de los clubes de jazz, repasa la trayectoria y la vida personal de uno de esos artistas que viven al límite.

De hecho, "Lets get lost" reflexiona sobre los peligros y trampas con los que se encuentran los hombres de éxito. Junto a las actuaciones en vivo, aparecen entrevistas hechas al músico, testimonios de amigos y ex amantes, fragmentos de películas de serie B italianas y otros materiales antiguos. La película fue nominada en su día al Oscar a la mejor película documental, además de participar en festivales como Toronto, Berlín, Venecia (donde ganó el Premio de la Crítica) y, más recientemente, en Cannes.