La última casa a la izquierda (2009)

La última casa a la izquierda (2009)

Sinopsis

Mari Collingwood y su amiga Paige son secuestradas una noche a la orilla del lago. Su raptor, un psicópata huido de la cárcel, y sus perturbados compañeros cometen todo tipo de torturas y tropelías con las jóvenes hasta que las abandonan prácticamente muertas. Cuando los padres de Mari, John y Emma, se enteran de lo ocurrido, se lanzan a una sangrienta y violenta venganza. Los secuestradores se sienten seguros refugiados en la última casa a la izquierda, pero muy pronto desearán no haber nacido.

En 1972, un inexperto Wes Craven dirigía su primera película, un thriller producido por Sean Cunningham. A pesar de ser un proyecto modesto, se convirtió en todo un éxito, lanzando la carrera de Craven como un genio del cine de terror (después llegaría la saga "Pesadilla en Elm Street") y también la de Cunningham, por aquellos tiempos futuro creador de "Viernes 13". Pues bien, después de varias décadas, Craven y Cunningham han promovido un remake de su propia película, convertida ya en una cinta de culto. La versión moderna de "La última casa a la izquierda" conserva el terror, el humor macabro y la acción de la venganza de los Collingwood pero con nuevos matices, los aportados por el director Dennis Iliadis (Hardcore).

Tony Goldwyn (El último samurái) y Monica Potter (Saw) perpetran una de las venganzas más crudas del cine de terror. Sus víctimas son Garret Dillahunt (No es país para viejos), Riki Lindhome (El intercambio) y Aaron Paul, de la televisiva "Breaking Bad". Completan el reparto, Sara Paxton (Aquamarine), Michael Bowen (Magnolia), Martha MacIsaac (Supersalidos) y Spencer Treat Clark (Gladiator), entre otros.