Supercañeras: El internado puede ser una fiesta

Supercañeras: El internado puede ser una fiesta

Sinopsis

La escuela femenina St Trinian´s está considerada una de las más anárquicas de Gran Bretaña. Su directora, la poco ortodoxa Camilla Fritton, hace la vista gorda con las chicas para que ellas se expresen libremente, pero las gamberradas y los conflictos entre los distintitos clanes empiezan a ser preocupantes. Cuando la crisis económica amenaza con el cierre del colegio, las alumnas dejan a un lado sus rencillas y traman un plan para conseguir dinero. Robarán el cuadro "La joven de la perla".

En los años 40, el dibujante Ronald Searle publicó una serie de dibujos que mostraban, a modo de caricaturas, la aventuras del colegio femenino de St Trinian´s. Esos dibujos se fueron convirtiendo en novelas de éxito y, en los años 50 y 60, saltaron a la gran pantalla en forma de películas de la mano del cineasta Frank Launder. Pues bien, tomando como inspiración estas dos fuentes (los dibujos de Searle y las cintas de Launder) llega "Supercañeras: El internado puede ser una fiesta". Dirigida por Oliver Parker (Fundido a negro) y Barnaby Thompson, y auspiciada por la idea de Rupert Everett, la película conserva elementos clásicos, aunque trasladándolos a nuestros días.

Rupert Everett, un fan confeso de "St Trinian´s", dobla su aparición en pantalla dando vida a la directora del centro y al ambicioso hermano de ésta. En un elenco plagado de intervenciones estelares también encontramos a Colin Firth (Mamma Mia! La película), Stephen Fry (V de Vendetta), Mischa Barton (The O.C.), Toby Jones (Historia de un crimen) o Caterina Murino (Casino Royale). Además, la joven Talulah Riley encabeza el grupo de incorregibles alumnas, todas ellas pertenecientes a distintas tribus urbanas.