La Reina Victoria

La Reina Victoria

Sinopsis

Con tan sólo 17 años, Victoria está a punto de ascender al trono británico. Sus familiares tienen acordada la boda entre ella y su primo Alberto, pero los jóvenes se rebelan y deciden mantener una bonita amistad. La muerte del rey Guillermo precipita los acontecimientos y Victoria es coronada. Rodeada de políticos de confianza, la reina pronto se gana el cariño del pueblo, hasta que un escándalo electoral amenaza su firmeza. Victoria entonces se da cuenta de que Alberto es el hombre de su vida.

A medio camino entre el romance y el drama de época, "La Reina Victoria" es un proyecto que surgió de una persona poco relacionada con el cine: Sarah Ferguson, duquesa de York. Fue ella la que sugirió a los productores (entre ellos Martin Scorsese) una película que mostrara a una Victoria diferente, alejada de su tradicional imagen de viuda anciana. Y así fue. Bajo la dirección de Jean-Marc Vallée (C.R.A.Z.Y.) y el guión de Julian Fellowes, ganador de un Oscar por "Gosford Park", la cinta retrata la juventud de la reina: desde el año anterior a su ascensión al trono, 1836, hasta el momento de su matrimonio con el príncipe Alberto, 1840. Todo ello en un entorno espectacular, el de la majestuosa corte victoriana.

Emily Blunt (Conociendo a Jane Austen, La guerra de Charlie Wilson) se enfunda el traje de época para mostrarnos a una reina joven y enamorada, pero firme en sus convicciones. En el papel del príncipe Alberto encontramos al apuesto Rupert Friend, un actor al que hemos visto en "Orgullo y prejuicio" o "La última legión". Junto a la joven pareja encontramos a intérpretes de la talla de Mark Strong (Red de mentiras), Paul Bettany (El código Da Vinci) y Miranda Richardson (Harry Potter y el cáliz de fuego).