Confesiones de una compradora compulsiva

Confesiones de una compradora compulsiva

Sinopsis

Rebecca Bloomwood es una chica divertida con un hobby peligroso: su pasión por las compras. Nacida en el seno de una familia ahorradora de clase media, la joven desea trabajar en su revista de moda favorita, pero no sabe cómo intentarlo. Casualmente se entera de que un periódico financiero, de la misma empresa que la revista, ofrece un puesto de columnista y logra hacerse con él. Fascinada por su atractivo jefe, Rebecca hará lo posible por cumplir su sueño, incluso contener su ansia consumista.

La serie de libros "Loca por las compras" ha convertido a su escritora, Sophie Kinsella, en una superventas en el mundo anglosajón. Su éxito, como suele ocurrir en este tipo de casos, no ha pasado desapercibido para la industria cinematográfica, así que ya tenemos aquí su versión en pantalla. "Confesiones de una compradora compulsiva" utiliza elementos de las dos primeras aventuras de Rebecca Bloomwood, cambiando, eso sí, su nacionalidad (es neoyorquina y no británica). Para dirigir todo este entramado se pensó en P.J. Hogan, un experto en el género de la comedia romántica que atesora títulos como "La boda de Muriel" o "La boda de mi mejor amigo".

La guapa Isla Fisher (De boda en boda) encabeza el reparto dando vida a una adicta a las compras que se ve obligada a cambiar de vida por cumplir su sueño. Su partenaire masculino es Hugh Dancy, que prueba suerte con el humor después de protagonizar dramas como "Disparando a perros" o "Savage Grace". Como secundarios de lujo encontramos a Krysten Ritter (Algo pasa en Las Vegas), y a los padres de la criatura: Joan Cusack (El niño de Marte) y John Goodman (Speed Racer). El glamour de Nueva York se convierte en un personaje más de la trama.