Street Fighter: La leyenda

Street Fighter: La leyenda

Sinopsis

Bison, el enigmático líder de una banda criminal, está tomando el poder en los barrios más pobres de Bangkok. El matón Balrog, el asesino enmascarado Vega y la maléfica Cantana le han ayudado a levantar una peligrosa ola de pánico y violencia. Ante este panorama, la bella Chun-Li y su maestro de kung fu, Gen, van a tener que hacer uso de toda la sabiduría de la lucha para detener el mal. Por suerte, el agente de la Interpol, Charlie Nash, y su atractiva compañera, Maya Sunee, están de su lado.

La tendencia a revisar mitos de los 80 ha inundado el celuloide. En 1987, la compañía Capcom lanzó "Street Fighter", un videojuego que enfrentaba a originales luchadores del bien y del mal en peleas callejeras. En 1991 llegó a las máquinas recreativas y, tres años más tarde, a la acción real con la película "Street Fighter, la última batalla", protagonizada por Jean-Claude Van Damme. Pues bien, después de más de una década de silencio cinematográfico llega a las pantallas "Street Fighter: La leyenda". Dirigida por Andrzej Bartkowiak (Romeo debe morir), moderniza a los famosos personajes del juego, conservando algunas de sus características y modificando otras para hacerlas más realistas.

Reunido en las calles de Bangkok como homenaje al videojuego original, el reparto reproduce parte de los luchadores conocidos por todos, dejando de lado nombres como Ryu y Ken e incorporando nuevos personajes como Cantana y Maya. Kristin Kreuk, de la serie "Smallville", Chris Klein (American Dreamz) y Robin Shou (Death Race) pelean por hacer el bien, pero Neal McDonough (88 minutos), Michael Clarke Duncan (Sin City 2) y Taboo, miembro del grupo musical The Black Eyed Peas, tienen sus propios planes.