Julia (2008)

Sinopsis

A sus 40 años, Julia pasa las horas bebiendo vodka y sobreviviendo en pequeñas ocupaciones. La vida le ha tratado mal y está convencida de que no puede hacer nada por evitar sus problemas o adicciones. La única persona que está ahí siempre es su ex pareja Micth, y eso que ella evita cualquier atención. Después de encontrarse casualmente con una mujer mejicana, Julia decide secuestrar a un niño para desahogar su situación económica. Sin embargo, todo se complica y se ve obligada a huir del país.

Inspirada en la película "Gloria", firmada por John Cassavetes en 1980, "Julia" es un drama con tintes de suspense que nos presenta a una mujer alcohólica y manipuladora en su camino hacia la perdición. Dirigida por el francés Erick Zonca (El pequeño ladrón), cuenta con una estética totalmente independiente que va desde la claustrofobia de Los Ángeles a la liberación de los paisajes de México. La película, que fue presentada en la edición 2008 del Festival de Berlín, cuenta con giros inesperados que van determinando el destino de su protagonista.

Tilda Swinton vuelve al cine "indie" después de estar en el reparto de éxitos de taquilla como "Quemar después de leer", "El curioso caso de Benjamin Button" o "Michael Clayton". Saul Rubinek (El asesino) se convierte en su único apoyo en pantalla, mientras que el jovencísimo Aidan Gould es su vía de escape. La mexicana Kate del Castillo (Ciudad del silencio) completa un reparto en el que también encontramos a Bruno Bichir (Sin noticias de Dios).