Star Trek

Star Trek - Cartel
Título V.O.:
Star Trek 11
Año de producción:
2009
Distribuidora:
Paramount Films de España
Género:
Acción
Clasificación:
No recomendada menores de 13 años
Estreno:
8 de mayo de 2009
Director:
J.J. Abrams
Guión:
Alex Kurtzman, Roberto Orci
Música:
Michael Giacchino
Fotografía:
Daniel Mindel
Intérpretes:
Bruce Greenwood (Christopher Pike), Winona Ryder (Amanda), Ben Cross (Sarek), Anton Yelchin (Pavel Chekov), John Cho (Hikaru Sulu), Karl Urban (Leonard "Bones" McCoy), Chris Pine (Kirk), Zachary Quinto (Spock)

Fotogramas de la película

Sinopsis

La última promoción de la Academia de la Flota Estelar cuenta con dos alumnos ilustres, pero muy diferentes: James Tiberius Kirk es un líder nato en busca de emociones fuertes y Spock, un joven criado en el planeta Vulcano que se guía por la lógica y la razón. Ambos compiten para formar parte de la tripulación del USS Enterprise, la nave espacial más avanzada de la historia. Cuando lo consigan, tendrán que dejar a un lado sus diferencias para enfrentarse a un enemigo que amenaza a la humanidad.

En 1966, Gene Roddenberry creó una aventura espacial en forma de serie de televisión. Se llamó "Star Trek" y, aunque en un principio no tuvo mucho éxito, poco a poco se convirtió en un fenómeno de culto que ganaba adeptos, no sólo entre los amantes de la ciencia ficción. Después de seis series de televisión (algunos de ellos spin-off de sus personajes) y diez largometrajes, la saga "Star Trek" está considerada todo un icono de la cultura audiovisual moderna. Poco puede sorprender ya a los trekkies, los famosos fans de la franquicia, por eso su undécima película sigue un planteamiento muy diferente: los primeros encuentros de la tripulación del Enterprise y las complicadas relaciones iniciales entre Kirk y Spock. Al timón de este proyecto se sitúa J. J. Abrams, director de "Misión imposible III" y de la televisiva "Alias", además de creador de la serie "Perdidos".

Los míticos personajes de "Star Trek" han sido interpretados por jóvenes actores, tal y como requiere el guión. Chris Pine (Ases calientes) da vida a un idealista Capitán Kirk, mientras que Zachary Quinto, de la serie "Héroes", es el vulcaniano Spock. Junto a ellos, el oficial médico de la nave (Karl Urban, "El guía del desfiladero"), el ingeniero jefe (Simon Pegg, "Arma fatal") o la responsable de las comunicaciones (Zoë Saldana, "En el punto de mira"). Destacan las intervenciones especiales de Eric Bana, Winona Ryder y Leonard Nimoy, el "auténtico" Mr. Spock.

Crítica

J.J. Abrams lleva camino de convertirse en el Spielberg del siglo XXI. Todo lo que toca lo convierte en oro, tal esla agudeza de su olfato que es capaz incluso de resucitar a los muertos. Y es que lo de "Star Trek" es una operación kamikaze en toda regla, un berenjenal tremendo en el que sólo un insensato osaría meter mano esperando salir ileso en el empeño. Pues bien, resulta que Abrams ha conseguido la cuadratura del círculo, esto es, rescatar la franquicia desde las tinieblas de la serie B, de los tentáculos de la marca que había convertido el fenómeno más en un emblema retro de la cultura pop, en una imagen y en audiovisual de museo, para redimirla y reivindicar la con todos los fastos posibles en el seno de la gran industria, universalizando y popularizando una saga que languidecía en los anhelos de friquis y nostálgicos.

No es nada exagerado sentenciar que el "Star Trek" de Abrams es de largo el mejor de toda la interminable saga. Una reinvención impecable de un clásico cuya superficie se consumía debajo del polvo. En ese sentido "Star Trek" se impone como una precuela ejemplar, un homenaje a la ciencia-ficción de leotardos, pero de espíritu renovado y carrocería de superproducción para todos los públicos. Es decir, que Abrams sabe mantenerse fiel al pasado sin dejarse condicionar por él en exceso. Su película es cien por cien "Star Trek", pero es a la vez cine hiperespacial del ultratecnológico presente. Semejante equilibrio entre la tradición y la apertura oficial de una nueva era, es la llave del éxito de una película que supera casi todas las expectativas.

Espectacular, sí, trepidante, también, emotiva, algo menos, pero salpicada y barnizada por un delicioso cariz humorístico y desmitificador que irrumpe sistemáticamente cada vez que el producto amenaza con fruncir en exceso el ceño, este "Star Trek", que abre la veda evidentemente para la revitalización de la saga desde unos presupuestos tan nuevos como refrescantes, se ganará el favor de trekkies y no trekkies demostrando, de una vez por todas, el enorme potencial de una serie que se prepara para coleccionar nuevos seguidores entre las plateas más juveniles.

Hay pocos peros que ponerle a la magnética aventura sideral de Abrams. Quizá se echa de menos un sustrato más emotivo entre tanta arrolladora sorpresa, pero se aceptan excusas porque Chris Pine y Zachary Pinto son un Kirk y un Spock de fábula, porque los vuelos del Enterprise, con chasis recién pintado, te erizan el vello de la piel, porque la banda sonora es de lujo, porque el apartado técnico es demoledor y porque el guión trata con respeto al respetable sin marrullerías sentimentales y filosóficas de más.

He aquí el radiante renacer de una saga y una lección para quien quiera tomar nota de cómo se cocina una precuela desde el respeto a lo viejo pero atizada por la inventiva y el talento de una escritura ágil y coherente. Abrams ya no espera a nadie, está en disposición de reclamar el trono de nuevo Rey Midas de la industria. Su fabulosa "Star Trek" es su mejor carta de presentación.

Últimas películas del director J.J. Abrams
Últimas películas del género Acción