Watchmen

Sinopsis

Nueva York, 1985. La Guerra Fría ha sumido a los ciudadanos en la paranoia y el miedo nuclear. Los superhéroes, que habían sido venerados por las autoridades, están siendo perseguidos por la ley, obligándoles a esconderse y renegar de su pasado. El último héroe en activo, el enmascarado Rorschach, inicia una investigación tras el asesinato de uno de sus antiguos colegas. Poco a poco descubre que esa muerte oculta algo muy importante, una conspiración a gran escala de consecuencias insospechadas.

Superados los problemas entre productoras que amenazaban con paralizar su estreno, "Watchmen" llega a la gran pantalla como uno de los títulos más esperados del cine fantástico. A mediados de los 80, Alan Moore y Dave Gibbons revolucionaron la industria del cómic con la publicación de una novela gráfica que mezclaba el mundo de los superhéroes y la realidad social de la época (la Guerra Fría entre Estados Unidos y la URSS). De "Watchmen" han llegado a decir que fue el punto de partida para un nuevo género e, incluso, que es el mejor cómic de todos los tiempos. Lo que está claro es que su adaptación al cine era cuestión de tiempo y su director no podía ser otro que Zack Snyder, el responsable de la exitosa "300".

La sofisticada galería de personajes enmascarados y superhéroes de "Watchmen" se mueve en un mundo oscuro donde las autoridades parecen tener carta blanca para actuar. Jackie Earle Haley (Juegos secretos) encabeza un reparto en el que también encontramos a Malin Akerman (27 vestidos), Patrick Wilson (Passengers), Carla Gugino (American Gangster) y Billy Crudup (El buen pastor). Mención aparte merecen los efectos visuales y la caracterización de los protagonistas, a veces inquietante.