¡Me ha caído el muerto!

¡Me ha caído el muerto!

Sinopsis

Bertram Pincus odia a la gente. Ejerce como dentista, quizá porque así no tiene que hablar con los pacientes mientras trabaja. Sin embargo, su vida cambia de la noche a la mañana. Durante una operación rutinaria, muere, pero consiguen revivirle milagrosamente minutos después. A partir de ese momento Pincus es capaz de ver y hablar con los fantasmas de Manhattan. Agobiado y desesperado, se verá obligado a ayudarles, sobre todo a Frank, un espíritu que desea impedir la nueva boda de su viuda.

¿Cuál es el colmo de un hombre antipático y antisocial? Según esta película, que pueda ver y oír a espíritus por doquier y que, encima, tenga que atender sus súplicas si quiere que le dejen en paz. Bajo el curioso título de "¡Me ha caído el muerto!" se esconde una comedia paranormal dirigida y co-escrita por David Koep. El cineasta, director de la terrorífica "La ventana secreta" y guionista de la última entrega de "Indiana Jones", combina elementos del cine de humor y del cine fantástico en pleno Manhattan, eso sí, intentando no caer en los tópicos de ambos géneros.

Ricky Gervais, un habitual del cine familiar en cintas como "Noche en el museo" o "Stardust" da vida al dentista cascarrabias que recibe una lección de la vida. Su espíritu de cabecera es Greg Kinnear (Pequeña Miss Sunshine) y la mujer que se cruza en el destino de ambos, Téa Leoni, rostro habitual de la televisión americana y coprotagonista de "Un final made in Hollywood", de Woody Allen. También intervienen Bill Campbell (Los 4400) y Kristen Wiig (Los hermanos Solomon).