Cuestión de honor (2008)

Cuestión de honor (2008)

Sinopsis

Durante una emboscada cuatro policías de Nueva York mueren. El asesino de policías ha puesto en alerta a todo el Departamento y el Jefe de Detectives Tierney pide a su hijo Ray, también detective, que investigue el caso. Ray no está muy seguro de querer llevar la investigación porque los policías muertos sirvieron bajo las órdenes de su hermano Francis y su cuñado. Lo que en principio parecía un caso de drogas mal resuelto, pronto deriva en un soplón de la policía. Las pistas apuntan a Francis.

Bajo el sonoro título de "Cuestión de honor" se esconde un thriller al más puro estilo policíaco, pero también una cinta dura y dramática sobre los secretos que esconde una familia. Su director, Gavin O´Connor (El milagro), ha sido parte importante en el equipo de guionistas, trazando un ritmo vertiginoso, donde la acción no sólo se concentra en la resolución de un crimen, sino en las lealtades de una familia dividida por el odio y la traición. La corrupción y el respeto por la ley son otros de los ejes centrales de la película.

La familia de policías Tierney está interpretada por un trío de lujo. El patriarca tiene el rostro de John Voight, al que vimos recientemente en "La búsqueda II: El diario secreto", y los dos hijos son Edward Norton, nuevo rostro de "El increíble Hulk", y Colin Farell, que regresa al thriller después de "Escondidos en Brujas". El cuarto miembro de la familia, el cuñado Jimmy, está interpretado por Noah Emerich (Juegos secretos). La presencia femenina corre a cargo de Jennifer Ehle (The river king, Posesión).