Una familia con clase

Una familia con clase

Sinopsis

De manera impulsiva Larita, una sexy americana, se casa con John Whittaker, un joven inglés. La pareja, dispuesta a ser feliz, se instala en la casa de John en Inglaterra pero en cuanto la Sra. Whittaker conoce a Larita, la toma con ella. Desde ese momento tratará de hacerle la vida imposible a su nuera, haciéndola de menos y manipulando las situaciones a su antojo. Si no quiere perder a su querido esposo, Larita deberá hacer uso de todo su ingenio para defenderse de los ataques de su suegra.

En 1924, Noel Coward escribió la obra "Easy Virtue" como un intento por satirizar la sociedad británica de la época, y cuatro años más tarde, daba el salto al cine, auspiciada por la dirección del maestro Alfred Hitchcock. Pues bien, han tenido que pasar más de ocho décadas para que volvamos a ver un remake de esta historia. Bajo el título "Una familia con clase", se esconde una comedia romántica ambientada en los años 20, con una crítica mordaz a la alta sociedad y un sutil ingenio en las situaciones descritas. El encargado de suceder a Hitchcock es el australiano Stephan Elliott (Las aventuras de Priscila Reina del Desierto).

El reparto tiene más de una agradable sorpresa. Larita, la joven que revoluciona a toda la familia Whittaker, está interpretada por la americana Jessica Biel (El ilusionista), mientras que su marido en la ficción es el inglés Ben Barnes (Las Crónicas de Narnia: El príncipe Caspian). Les acompaña el matrimonio formado por Colin Firth (El diario de Bridget Jones) y una manipuladora Kristin Scott Thomas (El paciente inglés).