Flores de luna

Sinopsis

La barriada del Pozo del Tío Raimundo se construyó en los años 50 con casas de barro y lata. El paso de las décadas, y la llegada de nuevos y muy diversos habitantes, han hecho que esta zona de Madrid adquiera una moderna identidad que la identifica dentro y fuera de la ciudad. Muchos han contribuido en este empeño, pero la labor del Padre Llanos, el llamado "cura rojo", ha sido decisiva a la hora de transformar el Pozo y extender entre sus habitantes la idea de que un mundo mejor es posible.

Juan Vicente Córdoba, el director de "A golpes", prueba suerte en el género documental con "Flores de luna", un retrato de la barriada madrileña del Pozo del Tío Raimundo. La película se basa en los testimonios de los vecinos para hablar de la transformación que ha sufrido el barrio, desde sus humildes inicios en los años 50, hasta la actualidad, pasando por sus momentos más complicados. Uno de los pilares de este documental es la parte dedicada al Padre Llanos, apodado como el "cura rojo" por su particular forma de concebir la doctrina de la Iglesia.

La labor de Llanos para llegar a todos los vecinos, con la multicultural actual, se antoja como un factor decisivo en la transformación social y cultural del barrio. De hecho, "Flores de luna" también tiene espacio para recordar las historias personales de los vecinos españoles más veteranos, que tuvieron que dejar su pueblo para buscar oportunidades en la capital, y de los nuevos inmigrantes latinoamericanos, africanos y de Europa del Este.