La boda de Rachel

La boda de Rachel

Sinopsis

A pesar de su juventud, Kym tiene un largo historial de crisis personales, conflictos familiares y estancias en clínicas de rehabilitación. La boda de su hermana Rachel se presenta como la ocasión perfecta para volver a casa y limar las asperezas del pasado. Sin embargo, lo que prometía ser un fin de semana festivo junto a los amigos de los novios, se complica cuando salen a relucir viejas tensiones. Kym, con su mordacidad habitual, contribuirá a ello, formando un retrato familiar algo extraño.

Jonathan Demme, el director de "Philadelphia" y "El silencio de los corderos", regresa a la gran pantalla con un oscuro retrato familiar alejado de las fórmulas tradicionales. "La boda de Rachel" es el primer guión escrito por Jenny Lumet (hija de Sydney), un drama sobre el dolor y la verdad donde también cabe espacio para el humor ingenioso y mordaz. El propio Demme reconoce que su equipo decidió rodar la película como si de un documental se tratara, dejando total libertad a los actores en cada escena. Eso sí, en su trabajo se aprecian influencias interesantes como las que tienen que ver con el cine del malogrado Robert Altman.

Después de mostrar su faceta más dulce en "El diablo viste de Prada" o "La joven Jane Austen", y de probar suerte en el thriller con "Passengers", Anne Hathaway afronta ahora uno de sus personajes más complejos y atormentados. A su lado, otras dos mujeres: Debra Winger (Una mujer peligrosa, Olvídate de París) y Rosemarie Dewitt (Asignatura pendiente). Entre los chicos, destacan los nombres de Mather Zickel y Bill Irwin (El Grinch).