Sangre de mayo

Sinopsis

Madrid, siglo XIX. Gabriel se ha enamorado de Inés, una joven huérfana que vive con su tío en Aranjuez. Cuando estalla el motín contra Godoy, Inés se traslada a la capital con sus parientes, pero se convierte en la sirvienta de la tienda familiar. Gabriel entra a trabajar en el negocio para estar cerca de ella y, tras muchas peripecias, consigue liberarla y llevarla a su casa. Sin embargo, la llegada a España de tropas napoleónicas se cruza en su destino, precipitando terribles acontecimientos.

Después de adaptar obras de Miguel Mihura (Ninette) y Ramón Pérez de Ayala (Luz de domingo), José Luis Garci se atreve ahora con los "Episodios Nacionales" de Galdós. "Sangre de mayo" es un drama histórico basado, concretamente, en los episodios de "La Corte de Carlos IV" y "El 19 de marzo y el 2 de mayo". Como en anteriores ocasiones, se trata de una versión libre, añadiendo nuevos personajes y circunstancias para provocar giros argumentales. Garci siempre ha sido un admirador del cine histórico, pero es la primera vez que se pone al frente de un proyecto de estas características: con batallas a caballo, cañonazos y cientos de figurantes por decorados que ambientan el legendario 2 de mayo.

El reparto vuelve a ser propio de su cine, con unos protagonistas claros y numerosos personajes a su alrededor, aportando otros puntos de vista a la historia. Paula Echevarría repite a las órdenes del director después de "Luz de domingo", mientras que Quim Gutiérrez afronta su papel más ambicioso desde que ganó el Goya revelación por "Azuloscurocasinegro". A su lado, actores de la talla de Manuel Galiana (GAL), Lucía Jiménez (Proyecto dos) o Enrique Villén (Siete mesas (de billar francés)). Entre los habituales de Garci, destacan los nombres de Carlos Larrañaga, Tina Sainz y Fernando Guillén.