Cuatro vidas

Sinopsis

Un gángster, con visiones sobre el futuro, mantiene una relación sentimental con una estrella del pop cuyo contrato termina en manos de un cruel mafioso, por lo que el gángster deberá escoger entre sus premoniciones o su corazón. Un empleado de banca decide acabar con la rutina jugándose una gran cantidad de dinero en un juego clandestino. Un médico tiene unas horas para salvar la vida de la mujer a la que ama, la esposa de su mejor amigo. Distintas emociones para distintas historias personales.

Hay un antiguo proverbio chino que reza que la vida se compone de cuatro emociones: felicidad, tristeza, placer y amor. Si tomamos como partida esta sabiduría milenaria y la mezclamos con tintes dramáticos, el resultado es "Cuatro vidas", el debut en la gran pantalla del cineasta de origen asiático Jieho Lee. Escrita por el guionista Bob DeRosa y el propio Lee, la cinta muestra cuatro historias personales, cada una de ellas centrada en esas cuatro emociones básicas de la vida, y las entrecruza con un estilo mordaz y algo de suspense. Todos los personajes tendrán que decidir ante un dilema moral: seguir su destino o enfrentarse a sus miedos.

En una película tan coral, no podía faltar un casting repleto de actores conocidos. Brendan Fraser (Viaje al centro de la Tierra) representa el placer, Sarah Michelle Gellar (la eterna Buffy Cazavampiros) encarna la tristeza, Forest Whitaker (oscarizado por "El último rey de Escocia") protagoniza la viñeta sobre la felicidad y Kevin Bacon (Sentencia de muerte) simboliza el amor, en un relato que termina uniendo todos los demás. En sus historias también intervienen otros personajes como los interpretados por Andy Garcia (Ases calientes), Julie Delpy (La gran estafa) y Emile Hirsch (Hacia rutas salvajes).