Atrapado en un pirado

Atrapado en un pirado

Sinopsis

Hay algo en Dave Ming Chang que lo hace diferente al resto de habitantes de Nueva York. Su vestuario parece sacado de los años 70, su forma de caminar es poco habitual y su comportamiento es propio de una persona perdida. No es de extrañar, porque Dave no es una persona, sino una nave espacial con aspecto humano hecha a imagen y semejanza del mini-comandante que la dirige en su interior. Él y su tripulación tendrán que enfrentarse a una difícil misión: superar los "peligros" de una gran ciudad.

Eddie Murphy protagoniza "Atrapado en un pirado", una ingeniosa comedia para toda la familia que sitúa a un grupo de pequeños alienígenas en el corazón de Nueva York. El encargado de dirigirla ha sido Brian Robbins, especialista en humor después de rodar "Cariño estoy hecho un perro" y, sobre todo, "Norbit" donde ya comprobó la habilidad de Murphy para desdoblar sus papeles en pantalla. Con un argumento cuanto menos original, los esfuerzos de producción se centraron en crear entramados tecnológicos que se asemejaran al interior del cuerpo humano, ya que cada mini-tripulante maneja una parte del hombre-nave Dave. Sin olvidar los efectos visuales, capaces de convertir a los actores en personajes de cinco centímetros de alto.

El resto del trabajo es cosa de Eddie Murphy. Acostumbrado a interpretar más de un papel en sus películas (El Profesor Chiflado), da vida al comandante de la misión espacial y a la nave con forma humana Dave, para lo que tuvo que estudiar unos movimientos nada humanos. Le acompañan Elizabeth Banks, a la que hemos visto en "Virgen a los 40" o "Spider-Man 3", y Scott Caan, de la saga "Ocean´s". La mini-tripulación de misión a la Tierra está encabezada por Gabrielle Union (Dos policías rebeldes II) y Ed Helms (Sigo como Dios).