Trabajo ocasional de una esclava

Trabajo ocasional de una esclava

Sinopsis

Roswitha es una mujer solitaria y valiente que se ve obligada a ejercer como abortista para mantener a su marido, Franz. Su sueño de tener muchos hijos se ve interrumpido por la intervención de la policía y el arresto de Franz. Sin embargo, Roswitha va a ir forjando sus ideales, interesándose cada vez más por el mundo de la política y convirtiéndose en una activista. Ayudada únicamente por su fuerza personal, intentará contribuir a la revolución social, olvidándose de cambiar su propia familia.

En 1973, el cineasta alemán Alexander Kluge revolucionó a la sociedad de la época con su película "Trabajo ocasional de una esclava". El drama retrataba la vida de una joven abortista y activista política y contribuyó decisivamente al movimiento del Nuevo Cine Alemán iniciado en los años 60, tanto por su temática como por su estética. Kluge, que llegó a ser discípulo de Fritz Lang, muestra un rompecabezas de imágenes con una gran conciencia social sobre el papel de la mujer. Algo que, 35 años después, no resulta antiguo sino todo lo contrario.

La hermana del cineasta, Alexandra, pone el rostro a la protagonista del filme, como ocurrió en la mayoría de sus películas. La nómina de actores se completa con los nombres de Bion Steinborn, Sylvia Gartmann, Ursula Birichs y Alfred Edel. Pese a su polémica, "Trabajo ocasional de una esclava" obtuvo algún que otro premio dentro de los circuitos alemanes de los 70, pero esta es la primera vez que ve la luz en las salas españolas.