Sexo en Nueva York

Sexo en Nueva York

Sinopsis

En los últimos años, Carrie se ha consolidado como escritora. Sigue viviendo en Nueva York y su relación con Big le ha hecho madurar e incluso ahorrar dinero en sus caros caprichos de moda. Charlotte es feliz junto a su marido y su hija adoptada, pero Miranda atraviesa una nueva crisis con Steve. Todas echan de menos a sus amigas, al igual que Samantha, que vive una segunda juventud al lado de su novio actor. La boda de Carrie es la ocasión ideal para reunirlas, aunque no será la única sorpresa.

En 1998 el productor televisivo Darren Star (Sensación de vivir), decidió hacer una serie inspirada en las exitosas columnas sobre amor y sexo que Candace Bushnell escribía en el periódico The New York Observer. Bajo el nombre de "Sexo en Nueva York", cuatro solteras de la ciudad se reunían para comentar sus experiencias con los hombres, pero también sus vivencias familiares y sociales en La Gran Manzana. Tras seis exitosas temporadas, un libro y varios premios, "Sexo en Nueva York" llega a la gran pantalla de la mano de sus famosas protagonistas y bajo la dirección de Michael Patrick King, productor de la serie. La historia conserva detalles que se han convertido en iconos: los zapatos Manolo Blanhik, el Cosmopolitan y los paseos nocturnos por Manhattan.

Encabeza el reparto una Sarah Jessica Parker que siempre estará unida a Carrie Bradshaw, a pesar de protagonizar "Novia por contrato" o "La joya de la familia". Le acompañan la dulce Charlotte (Kristin Davis, "Cariño estoy hecho un perro"), la atrevida Samantha (Kim Cattrall, "Soñando, soñando... triunfé patinando") y la realista Miranda (Cynthia Nixon, "Una última cosa"). La mayoría de personajes televisivos se mantienen, en especial el de Chris Noth (El hombre perfecto). Destaca la intervención de la oscarizada Jennifer Hudson (Dreamgirls).