El silencio antes de Bach

El silencio antes de Bach

Sinopsis

Johann Sebastian Bach llega a Leipzig, junto con su familia, para ocupar el puesto de Cantor en la prestigiosa Escuela de Santo Tomás. Su posición social no es para nada privilegiada, pero su trabajo y pasión por la música son su mejor carta de presentación. Con los años se convierte en un compositor de fama internacional y un magnífico intérprete. Su figura y sobre todo su música son un referente en el presente tanto para la alta cultura como para la tradición popular del viejo continente.

El director, productor y escritor Pere Portabella vuelve al cine después de haber participado en el proyecto colectivo "Hay motivo" (2004). Portabella no dirigía una película desde que en 1990 estrenara "Pont de Varsòvia". En "El silencio antes de Bach" recupera su estilo cinematográfico, con una historia no lineal que avanza con secuencias inconexas que tiene que unir el espectador. Rodada en castellano, italiano y alemán, la cinta sostiene que es necesario que Europa conozca su pasado conflictivo para seguir adelante.

En un elenco muy internacional encontramos a Alex Brendemühl, un actor en liza al que hemos visto en otras películas de corte intimista como "Yo" o "53 días de invierno". Junto a él, Feodor Atkine (Alejandro Magno) y Christian Atanasiu (Manila). La música actúa más que nunca como un personaje más: las piezas de Johann Sebastian Bach acompañan la historia de varios de los hombres del filme.