El hombre de arena

El hombre de arena

Sinopsis

En los 60, Mateo es un viajero idealista que ingresa en el Hospital Psiquiátrico de Extremadura. Es un lugar que acoge a enfermos mentales, adictos, vagabundos y diferentes tipos de rufianes. La rebeldía de Mateo llama la atención de Lola, una joven que ha sufrido maltratos desde niña, pero también la de Carmen, una doctora que tiene ideas reformistas para el centro. Los cambios que se están produciendo llegan a oídos del estricto director que considera a Mateo una amenaza para sus planes. El cineasta José Manuel González firma su primera película con "El hombre de arena", una dramática historia de amor en un psiquiátrico de la época franquista. González ha escrito el guión inspirándose en los extintos manicomios y en la extraña "ley sobre vagos y maleantes", una orden que databa de la Segunda República por la cual se ordenaba el encierro en psiquiátricos de personas consideradas peligrosas, a saber: mendigos, delincuentes, enfermos mentales, homosexuales y vagos habituales. En ese contexto, Mateo, personaje interpretado por Hugo Silva, llega para darles a los reclusos una esperanza para vivir y un problema a los mandatarios. Silva, protagonista de la televisiva "Los hombres de Paco", vuelve al cine después de "Reinas". Su amada en la ficción es María Valverde, que desde que debutara con Goya incluido en "La flaqueza del bolchevique", se ha confirmado en películas como "Los Borgia" y "Ladrones". Junto a ellos la también televisiva Irene Visedo (Cuéntame) y Alberto Jiménez (Oviedo Express). Como secundarios de lujo encontramos a Mercedes Sampietro (53 días de invierno), Samuel Le Bihan (La última señal) y Ana Torrent (Tesis).