Matrimonio compulsivo

Matrimonio compulsivo

Sinopsis

Eddie es un cuarentón que se resiste a pasar por el altar. Gracias a la boda de una ex-novia empieza a plantearse su futuro, llegando a la conclusión de que ha sido muy selectivo con las mujeres. Cuando Eddie por fin está abierto al compromiso, conoce a la bella Lila. Ambos viven un corto romance hasta que, en un arrebato, deciden casarse. Sin embargo, en la luna de miel Lila se muestra como una chica insoportable y vulgar. Mientras escapa de su esposa, Eddie va a conocer a la mujer de su vida. "Matrimonio compulsivo" es un remake de la comedia romántica "El rompecorazones", que en los 70 protagonizaron Charles Grodin y Cybill Shepherd. Los encargados de hacer esta hilarante revisión han sido los hermanos Farrelly (Bobby y Peter), responsables de títulos míticos del humor catastrófico como "Dos tontos muy tontos", "Yo, yo mismo e Irene" y, sobre todo, "Algo pasa con Mary", en la que inventaron una nueva forma de concebir el disparate. Los Farrelly han sacado petróleo del argumento original, incluyendo gags marca de la casa y escenas difícilmente olvidables para amantes del género. Definida por sus autores como "una comedia sexual para adultos", "Matrimonio compulsivo" supone el reencuentro de Ben Stiller con los hermanos Farrelly después del éxito de "Algo pasa con Mary". Aunque Stiller haya rechazado muchos papeles de los Farrelly, lo cierto es que dicha película supuso su lanzamiento al estrellato. Ahora, se ha convertido en uno de los reyes de la comedia, ya sea romántica (Y entonces llegó ella), disparatada (Los padres de él) o familiar (Noche en el museo). Su voluble esposa en la ficción es Malin Akerman, a la que vimos en "Los hermanos Solomon". Completa el triángulo, Michelle Monaghan (Misión imposible III) que da vida a la realista y espontánea Miranda.