Black snake moan

Sinopsis

Lazarus es un músico retirado por la depresión que le ha causado el fracaso de su matrimonio. Desde que su mujer le engañó con su hermano, se ha volcado en la religión. Un día, encuentra en la carretera a una joven malherida y la recoge. Es Rae, una joven prostituta conocida en la zona a la que Lazarus decide redimir de sus pecados. La encadena a un radiador y la chica comienza a relatar su triste historia de abusos, drogas y desengaños. Pronto surge entre ellos una extraña relación de enganche.

A medio camino entre el drama psicológico y el romanticismo, "Black snake moan" es el tercer largometraje del excéntrico director Craig Brewer. El norteamericano ha dirigido y escrito todas sus películas, destacando "Hustle and Flow", un drama ambientado en la cultura del hip-hop que le granjeó una veintena de premios internacionales y un Oscar por su banda sonora.

En este caso Brewer, vuelve a rodar una historia de bajos fondos, de contraste ideológico y de amor al límite. Para ello ha contado con la interpretación de Samuel L. Jackson (Pulp fiction, El color del crimen), al que hemos visto en la reciente "Regreso al infierno". Su partenaire femenina es Christina Ricci, que ha abandonado definitivamente su rol de jovencita para afrontar papeles más serios como éste o el de la aclamada "Monster".

Como secundarios encontramos al cantante Justin Timberlake, cada vez más volcado en su carrera de actor después de su experiencia en "Ciudad sin ley" y "Alpha dog", y S. Epatha Merkerson, conocida por la serie "Ley y Orden".