Habitación sin salida

Habitación sin salida

Sinopsis

David y Amy afrontan su último viaje antes de divorciarse, pero su coche se avería y se ven obligados a pasar la noche en un motel. Allí les recibe Mason, el propietario, más interesado en las películas de terror que en ayudarles con la mecánica. En la sucia habitación donde se alojan, la pareja descubre unas cintas de vídeo rodadas en esa misma sala donde se muestran asesinatos muy reales. David y Amy sienten que ellos serán las próximas víctimas si no olvidan sus rencillas para conseguir huir. "Habitación sin salida" es un thriller de terror que se adentra en el macabro mundo de las "snuff movies" para aterrorizar a la pareja protagonista y de paso a los espectadores. El responsable del guión, Mark L. Smith, se inspiró en esos moteles de carretera que parecen esconder terribles secretos y la dirección corrió a cargo de Nimród Antal, director de la misteriosa "Control". En la trama hay algunos guiños al maestro Alfred Hitchcock, como la presentación de los personajes en los primeros minutos para después entender los elementos externos que contribuyen al suspense. Pero no sólo de sustos vive esta cinta, las escenas gore y la acción son otros de sus pilares básicos. El reparto es reducido, como mandan los cánones clásicos del cine de terror. El matrimonio atemorizado está formado por Luke Wilson, que cambia de registro después de "Pequeños salvajes" e "Ideodracia", y Kate Beckinsale, una belleza inglesa que triunfa en Hollywood gracias a taquillazos como "Van Helsing", la saga "Underworld" y "El aviador", donde daba vida a la mismísima Ava Gardner. El propietario del motel es Frank Whaley (Una buena noche para morir).