Hannibal. El origen del mal

Hannibal. El origen del mal

Sinopsis

En la Lituania de los años 50, el joven Hannibal Lecter se encuentra en un orfanato. Ha perdido el habla por los horrores vividos y es objeto de burlas y novatadas. Harto de la situación, huye en busca de su tío, pero cuando llega a París se entera de que ha muerto. Su misteriosa viuda le acoge y hace que vuelva a hablar. Ella le inculca la pasión por las letras y la gastronomía, pero no puede borrar sus recuerdos. Unos recuerdos que le atormentan y que le llevarán a satisfacer oscuros deseos de venganza.

Tras "El silencio de los corderos", "Hannibal" y "El dragón rojo", ésta es la cuarta entrega (sin contar "Hunter" de Michael Mann por ser anterior) de la historia de Hannibal Lecter, personaje creado por el novelista Thomas Harris. No se trata de una saga al uso, sino de una especie de recorrido retrospectivo cuyo último episodio es precisamente éste: el origen de la maldad de Lecter. Para la película, los productores se basaron en un pasaje de la novela "Hannibal", en la que se sugieren las causas de su violencia.

El director Peter Webber prueba suerte con el cine de terror tras "La joven de la perla". Aquí no aparece Anthony Hopkins y en el papel del joven Hannibal encontramos a Gaspard Ulliel, en cartel con "Paris je t´aime" y recordado por películas como "El pacto de los lobos" o "Largo domingo de noviazgo". Le acompaña la actriz más famosa de China, Gong Li, que se dio a conocer internacionalmente con "Memorias de una Geisha" y "Corrupción en Miami".