Un buen año

Sinopsis

Max Skinner es un exitoso financiero. Su vida se ha basado siempre en el continuo triunfo. La noticia de la muerte de su tío Henry le lleva hasta la Provenza francesa, donde ha heredado una casa y un viñedo. Max aprovecha su suspensión en el trabajo, por un asunto de transacción de bonos, para arreglar los asuntos legales de la herencia. Durante su estancia, recibe la visita de una joven que dice ser la hija ilegítima del fallecido tío y descubre la existencia de un fantástico vino que durante largo tiempo lleva vendiéndose en el mercado negro. La vida sencilla y agradable del lugar llevan a Max a replantearse una nueva filosofía de vida. Ridley Scott ("Thelma y Louise") dirige esta película sobre los distintos valores y filosofías de vida. Tras la exitosa y ganadora de cinco Oscars "Gladiator", Russell Crowe ("Una mente maravillosa") vuelve a ponerse a las órdenes del director británico, esta vez en una comedia ambientada en la Provenza francesa. Junto a él participa también el legendario actor Albert Finney ("Big Fish", "Erin Brockovich"), que ya ha colaborado otras tres veces con el director. Nominado cinco veces al Oscar, Finney encarna al personaje del tío Henry, un papel que no aparece en el novela de Peter Mayle, pero que cobra protagonismo en la película. Uno de los matices destacables es la fantástica fotografía, obra del francés Philippe le Sourd.