Separados

Separados - Cartel
Título V.O.:
The break-up
Año de producción:
2006
Distribuidora:
UIP
Género:
Comedia Romántica
Clasificación:
Pendiente por calificar
Estreno:
15 de septiembre de 2006
Director:
Peyton Reed
Guión:
Jeremy Garelick, Jay Lavender
Música:
Jon Brion
Fotografía:
Eric Edwards
Intérpretes:
Judy Davis, Jason Bateman, Vincent D´Onofrio, Jon Favreau, Vince Vaughn, Ann-Margret, Jennifer Aniston, Cole Hauser, John Michael Higgins, Joey Lauren Adams, Peter Billingsley

Fotogramas de la película

Sinopsis

Después de dos años de matrimonio una pareja entra en crisis y decide dejar la relación tras una fuerte discusión. La separación lleva a Gary y a Brooke a una continua guerra para conseguir quedarse con el apartamento en el que ambos han compartido tantas cosas y momentos. Cada uno intentará una serie de estrategias, fomentadas por los consejos de sus peculiares y nada acertados amigos y familiares, con las que pretenderán o bien echar al otro definitivamente de su vida o conseguir reconquistarlo. Un ambiente que les llevará a replantearse la situación a la que han llegado y sus propios sentimientos. Vince Vaughn (Cuestión de pelotas) es protagonista, productor y guionista de esta simpática comedia en la que Jennifer Aniston (Y entonces llegó ella, Como Dios), actual pareja del actor, también lo es en la gran pantalla. Peyton Reed, director de películas como "Abajo el amor" o "A por todas", dirige esta historia sobre el amor, sus fases, e incluso, su destrucción cuando llega el momento de decidir la ruptura y sus consecuencias. Una coral de actores conocidos como Joey Lauren Adams (Persiguiendo a Amy), Ann-Margret (Dos viejos gruñones) o Jason Bateman (Starsky and Hutch) se encargará de fomentar las aproximaciones y las disputas de la combativa pareja.

Crítica

La primera sorpresa de Separados es la sutileza de la comedia, al punto de estar más próxima a los dominios del drama romántico que de la comedia ídem propiamente dicha. Uno no se espera semejantes registros con el guasón Vince Vaughn y la ideal heroína de las risas sentimentales Jennifer Aniston. La segunda sorpresa es el corto alcance del entramado dramático, y es sorpresa porque del director responsable de Abajo el amor cabe esperar un punto o dos más. Separados propone un esquema de chico conoce chica, son felices comiendo perdices hasta que florecen desavenencias, entran en crisis y cada cual sigue su propio camino. Y punto, eso es todo. Da la sensación de que Peyton Reed juega con un planteamiento, con el boceto de un drama emocional que nunca llega a tomar forma. Su película es insípida, porque no es la comedia bufa que muchos esperan y como drama ligero, afortunadamente consecuente y sin azúcares, sobre los abismos de la vida de pareja, los tumores de la convivencia y el peligroso juego dequerer cambiar al otro a imagen y semejanza, vuela bajo, le falta un hervor y un punto de vista infinitamente más agudo. Reed no alcanza a diseccionar los laberintos relacionales de la vida de pareja, lo suyo es un tránsito de puntillas, sin hacer ruido y sin empeño de salirse de las coordenadas de un producto decididamente populista y que mira siempre de reojo los imperativos taquilleros. Las especias cómicas, con cuentagotas, corren a cuenta de Vaughn, un cómico de una pieza por mucha intrascendencia que adorne su currículo, y los clásicos secundarios contrapunto, diseñados a base de clichés para contrarrestar la inesperada solemnidad adulta del conjunto. Les toca hacer el payaso a Justin Long y a la tristemente desaprovechada Judy Davis, lo demás son sólo apuntes para redondear los desencuentros de Aniston y Vaughn, ella que quiere que su hombre friegue los platos y le regale flores de tanto en cuanto y él que sólo piensa en tumbarse en el sofá y vegetar mirando el baseball o destrozando losbotones del mando de la consola. Un producto que pretende analizar sin jaquecas la dinámica de las crisis de pareja pero para un público perezoso que no tiene ganas de rebanarse los sesos y que, en el fondo, pasa por caja dejándose seducir por el dúo protagonista. No hay nada de malo en ello, pero Separados bebe de un guión a medio hacer que no sabe muy bien dónde va y de dónde viene, que se diluye víctima de la levedad de su propia fisionomía. Eso sí, Jennifer Aniston posa tan guapa y sonriente como de costumbre y Vince Vaughn es un tiarrón cachondo de los que uno siempre querría como colega. Ahora bien, esta vez anuncian una película que no existe. Ojo pues: Separados no es una comedia romántica donde todo es buen rollo y felicidad porque sí. Y ésa es precisamente su virtud cardenal.

Últimas películas del director Peyton Reed
Últimas películas del género Comedia Romántica