Bajo aguas tranquilas

Bajo aguas tranquilas

Sinopsis

Hace 40 años, el pueblo de Marinbad y sus habitantes, fueron infectados por un extraño virus que amenazaba con extenderse más allá de los límites geográficos. Con el fin de aplacarlo, las autoridades optaron por inundar la zona sellando el Mal bajo las aguas y construyeron una presa. Ahora, pasados los años, en Debaria, el pueblo que se creó junto al lago artificial que cubrió Marinbad, han empezado a sucederse desapariciones misteriosas y fenómenos extraños, y todo parece indicar que el origen se encuentra bajo las oscuras aguas del lago. El nuevo producto de terror de una de las franquicias españolas más ambiciosas del género, la Fantastic Factory, está dirigido por Brian Yuzna, que realizó la primera película para la productora, "Faust, la venganza está en la sangre", que también ha dirigido bajo el amparo de Julio Fernández "Beyond Re-Animator" y "Rottweiler", y que asegura que es su proyecto más ambicioso hasta la fecha, con escenas filmadas bajo el agua en pleno invierno. Rodada eninglés, la cinta está basada en una novela de horror de Matthew Costello y está protagonizada por el británico Michael McKell (Inferno) y los españoles Raquel Meroño, que ya participó en otro proyecto de la Fantastic, "Dagon: La secta del mar", y Jose María Pou (actor fetiche de Ventura Pons). En el film tiene un pequeño papel el nadador David Meca, ya muy acostumbrado a las frías temperaturas acuáticas.