Alejandro Magno (2004)

Alejandro Magno (2004)

Sinopsis

Alejandro Magno (Colin Farrell), joven nacido y criado en Macedonia, se convierte a la edad de 25 años en dueño del 90% del mundo conocido. Comandando un ejército de soldados griegos, macedonios y, posteriormente, orientales, recorrió 35.000 kilómetros, arrancando Asia Occidental de manos de los persas y luego extendiendo su dominio por Asia Central hasta llegar a la India. Nunca fue derrotado. Ahora de La mano de Oliver Stone llega la vida de este conquistador a la gran pantalla. Alejandro soñó con abarcar el mundo en un puño, y en el desmesurado intento cambió el mundo y dejó huella indeleble en los anales de una antigüedad que lo elevó a los altares y, a la par, cantó sus excesos y fracasos. Stone soñaba con dar noticia cinematográfica de sus gestas, desde hace década y media. Un sueño materializado en los cabellos teñidos de un espléndido Colin Farrell y con una duración de casi tres horas. Es una cinta, rodada en Marruecos, Tailandia y Gran Bretaña, que ejerce de exhibición de arqueología cinematográfica rigurosa y apabullante. Ambientada en el mundo pre cristiano de costumbres sociales y morales muy distintas de las de hoy, la película explora una época de una belleza inigualable de una brutalidad increíble, con grandes ideales y terribles traiciones. Y examina de forma honesta y atrevida la vida de Alejandro y su relación con su madre Olimpia (Angelina Jolie), su padre Filipo (Val Kilmer), su gran amigo y comandante Hefestión (Jared Leto), su ambiciosa y hermosa mujer Roxana (Rosario Dawson) y su confidente y leal general Tolomeo (Anthony Hopkins).