Conociendo a Julia

Conociendo a Julia

Sinopsis

Julia Lambert (Annette Bening) es el centro de atención. Nos encontramos en el Londres de 1938 y la guapa actriz triunfa en su carrera teatral, plagada de éxitos. Se encuentra en su apogeo físico y profesional. Pero las divas se aburren pronto y Julia siente que tanto su carrera como su matrimonio con el guapo empresario Michael Gosselyn (Jeremy Irons) ya no le aportan la emoción de antes. Comienzan a parecerles caducos e insatisfactorios. Ella echa de menos otras cosas, que tienen más que ver con la novedad, la emoción y la chispa que producen. Le hace falta algo que le haga salir de su peligroso letargo cuando aparece en escena el joven Tom Fennell (Shaun Evans), que se presenta como un fan de al actriz y se confiesa su mayor admirador. Es tan ardiente que Julia no se puede resistir y comienza con él una apasionada relación. Julia piensa que un romance será el mejor antídoto para su crisis de edad. Pero algo se tuerce, porque Tom Fennell no es el joven encantador que aparenta, sino un hombre ambicioso que consigue relegar cruelmente a la gran Julia Lambert a un papel secundario. Reuniendo todas sus fuerzas, Julia trama una inteligente venganza que la conducirá al lugar que le corresponde: el centro del escenario y primer plano.