Como una imagen

Sinopsis

Diversos personajes, cada uno con su propia historia. Seres humanos que saben muy bien lo que harían si estuvieran en el lugar de otra persona, pero que desde luego no saben muy bien lo que hacer ellos mismos con sus vidas. Ahí está, por ejemplo, Lolita Cassard (Marilou Berry), una joven de 20 años que parece siempre enfadada con el mundo, ya que no es una chica como las que aparecen en las revistas, ni como Karine (Virginie Desarnauts), su joven y estilizada madrastra. A Lolita se gustaría ser delgada y guapa, especialmente a los ojos de su padre, más que nada para que así le preste un poco más de atención. Pero Etienne Cassard (Jean-Pierre Bacri) no tiene ojos para nadie más que no sea él mismo: cada vez se ve más viejo, conoce muy bien la sensación de no ser amado, y ha tenido que luchar mucho para conseguir ser uno de los escritores más reconocidos del país. Algo que no puede decir Pierre Miller (Laurent Grevill), un escritor un tanto frustrado que en su día hizo una novela, y que está apunto de dejarlo todo, ya que ve que nunca podrá ser conocido ni famoso. Pero tienela suerte de conocer a Etienne Cassard, y ahí ve esa oportunidad que no puede dejar escapar, aunque para eso deje de lado a los que siempre estuvieron a su lado. Sylvia (Agnès Jaoui) es su esposa, una mujer que siempre ha creído en él y en su talento, pero que duda del suyo y del de su alumna Lolita, hasta que averigua que la joven es hija de Etienne Cassard, el autor que tanto admira ella y Pierre.